CRÓNICA. Chris Marker

por Pablo Molina Guerrero

30 de Julio de 2012.

Hoy ha fallecido Chris Marker, mi cineasta favorito. Leo que su cumpleaños fue sólo ayer, día 29. Marker no es su real nombre es Christian François Bouche-Villeneuve, muy francés. Su nombre “artístico” lo identificará en su forma de hacer cine. Marker, marcador, Magic Marker. Él es quien destaca puntos en la Historia, que no siempre se recuerdan. Sus formas fragmentarias, dispersas, danzarinas, de temas en temas, analizando subjetivamente lo harán el más famoso dentro de los cineastas desconocidos. Como el padre del cine-ensayo.

Marker, nunca fue sólo cineasta, fue fotógrafo, escritor, crítico, viajero y muchos otros calificativos.

La relación de Marker con Chile es importante, aunque por lo general desconocida. Principalmente proviene de su etapa “militante”.

En el año 1965, Joris Ivens es invitado a unas charlas y filma un documental llamado …A Valparaíso, se va de Chile con el material filmado y Chris Marker escribe el texto para la voz en off. Primera relación con Chile.

… a Valparaíso from bifurcaciones on Vimeo.

En 1972, durante el gobierno de Salvador Allende, Marker acompaña a Costa-Gavras quien viene a filmar su État de siège. Marker descubre la obra de un joven Patricio Guzmán llamada El Primer Año, la cual estaba siendo exhibida en los cines de la capital. Marker le ofrece distribuirla en Francia, ya que el clima político del gobierno de Salvador Allende le interesa. Marker hará un prólogo de diez minutos resumiendo la historia de Chile, para así dar una idea de los conflictos en ese tiempo.

Luego de este encuentro, en 1973, Guzmán le escribe a Marker sobre los sucesos actuales de ese año y que necesita filmarlo. Marker le envía una serie de latas de cine en 16mm. Guzmán inicia la filmación de su trilogía La Batalla de Chile. Golpe de Estado en Chile.

Marker durante 1973 realiza dos obras relacionadas con los sucesos chilenos. Una L’ambassade, una ficción disfrazada de documental. Una serie de personas se asilan en una embajada, sus conflictos políticos y de convivencia. Ésta es una de las ficciones de Marker menos conocida. Y On vous parle du Chili: Ce que disait Allende, algo así como un remontaje del documental-entrevista Compañero Presidente, que hizo Miguel Littin, en un encuentro entre Allende y Régis Debray.

En 1974, estrena La solitude du chanteur de fond, un concierto de Yves Montand a beneficio de los exiliados políticos chilenos. Yves, era un actor y cantante comprometido con las causas izquierdistas, de hecho estuvo en Chile en 1972, como actor principal para el filme de Costa-Gavras.

1976. Se estrena La Spirale. Filme que busca las estrategias de desestabilización que sufrió el gobierno de Allende. Dirigida por Armand Mattelart, Jacqueline Meppiel y Valérie Mayoux. Chris Marker, realiza las funciones de editor del texto.

Marker realiza la que sería su obra máxima de su etapa abiertamente “militante”, en 1977 estrena Le Fond de l’air est Rouge. Suerte de rememoración y réquiem, en dos partes, para los auges y derrotas del movimiento de izquierdas durante los 60s y 70s. En uno de los últimos segmentos, Marker por medio de entrevistas, analiza lo sucedido en Chile en el 73. El suicidio de Allende y el de su hija tan sólo unos años después.

Le Fond de l’air est Rouge : Les mains fragiles

Le Fond de l’air est Rouge: Les mains coupées

1985. Matta ’85. Marker filma al pintor surrealista-chileno Matta. Hay que recordar que Matta le regaló uno de sus cuadros a Allende, el cual lo tenía en La Moneda.

2011. Marker envía un saludo-collage al movimiento estudiantil chileno a través de la página Cineducacion.cl, quienes realizaron una web con videos profesionales y amateur, con la idea de situar y emular los Cinétracts que Marker entre otros, realizaron en mayo del 68.

Ahora en SANFIC8, se podrá ver en competencia una obra de Miguel Ángel Vidaurre, sobre la visita de Chris a Chile en aquel 72. Será nuestra rememoración a su visita. A la visita del cineasta que decía que, de no ser por la época conflictiva que le tocó vivir, hubiera tan sólo filmado mujeres y gatos.

Alguien dijo que había que demoler el Louvre y poner a Chris Marker en su lugar. Quien dijo eso, no se equivocó.

Hemos sufrido una pérdida inmensa con la partida de Marker. Nos quedará su cine. Memorizar su espíritu convertido en recuerdos del porvenir.

PD: Si he errado en algún dato, me perdonarán pero esto lo he estado viendo sólo a memoria prácticamente.

Deja un comentario

Buscador
Síguenos