CRÍTICA. Jon Lord y Deep Purple

El aporte estético de Jon Lord y Deep Purple

por Diego Villavicencio 

Este 16 de julio el mundo de la música se vio conmocionado con la muerte del tecladista y compositor electrónico Jon Lord, músico de gran importancia para el logro estético que consigue Deep Purple en sus grandes obras. En este texto intentaré explicar aquel logro estético.

Como he señalado en varios artículos: desde el nacimiento de la Música Electrónica (con la invención del amplificador y posteriormente la guitarra eléctrica en 1934 y su pronta incorporación al Jazz y al Blues) ciertos géneros de origen popular adquirieron una gradual y constante sofisticación que –para algunos teóricos– incluye la academización de éstos. Jon Lord y Deep Purple son fundamentales en dicho proceso.

Jonathan Douglas Lord nace el 9 de junio de 1941. A la temprana edad de 5 años comienza a practicar el piano y a desarrollarse en éste, para más tarde comenzar a jugar con el órgano Hammond. Luego de estudiar piano clásico encuentra en el Blues y en el Jazz la fuente de experimentación estética que estaba buscando. En 1960 forma su primera banda, llamada The Bill Ashton Combo, para luego unirse a Art Wood en The Art Wood Combo. Finalmente, en 1968, se une a Roundabout, que posteriormente pasara a llamarse Deep Purple.

Deep Purple es precursor del Hard Rock y el Heavy Metal, contando con elementos del Rock Sinfónico, Rock-Blues, Funk-Rock, elementos del Clasicismo y –en ocasiones– ciertas estructuras barrocas. La banda, en su ambición estética, es pieza clave en el fenómeno que busca la sofisticación y la academización de los otrora géneros populares. Hemos mencionado diversos subgéneros y estilos que se han sincretizado para conformar el sonido de Deep Purple, aquello es un claro indicio de una búsqueda estética que vira hacia la obscuridad de las grandes obras.

En 1969 los ingleses graban su primer álbum en vivo, llamado Concerto for Group and Orchestra, compuesto por Jon Lord en tres movimientos; otro gran grito de tornar hacia la academización. En Mark II (segunda alineación de la banda) se busca un acercamiento más profundo al Hard Rock. Así, en 1972 se lanza Machine Head, el álbum de mayor éxito comercial del grupo; en él se destaca de excelente forma lo mencionado anteriormente, las composiciones muy bien logradas tanto en lo técnico como en lo creativo, las estructuras de los subgéneros señalados se unen de excelente forma en cada una de las piezas, y la dupla Lord-Blackmore se luce en una composición que privilegia la bien lograda complementación entre ambos músicos; es decir, las guitarras de Blackmore se crean en función de los teclados de Lord, así como los teclados se componen en función de las melodías de Blackmore.

Nos queda mucho que revisar y analizar, ya sea de Jon Lord o de Deep Purple; pero lo fundamental es entender a éstos como piezas claves en el maravilloso proceso de academización de la música electrónica, aquel fenómeno en el cual géneros de origen popular viran hacia lo docto: se demuestra al álbum como una manifestación de arte, como una nueva unidad de obra musical que –sin duda– ha dejado atrás su estigma de popular.

Deja un comentario

Buscador
Síguenos