COLUMNA. Casa tomada

por Diego Ávalos

PRIMER PEDAZO DE TEXTO

Lo que realmente me emputece del periodismo es exactamente lo mismo que me saca de quicio del psicoanálisis: Ambas profesiones perpetúan su modo de actuar y operar al margen de que sus mecanismos no tengan repercusión alguna en aquel  pintoresco lugar denominado realidad.

Por qué hueón, todo el mundo ve las noticias, pero nadie sabe que xuxa va a pasar mañana.

Agarra un diario y léete una columna al azar. ¿Ves esa enorme sensación de aburrimiento?

En el oficio se le dice objetividad.

¿Y esa lamentable forma de narrar las cosas?

Distancia profesional. La leyenda cuenta que el reportero reporta las cosas tal cual son, nada menos, y de seguro nada más. El periodismo transa con la verdad, cabrito.

Ándate con cuidadito.

Hay que ser gil para pensar que la puta redacción va a hacerse cargo de preguntas como ¿A ALGUIEN LE GUSTARÍA LEER ESTO? o ¿ESTA INFORMACIÓN VALE LA TINTA EN LA QUE ESTÁ IMPRESA?

Tú quieres información.

De esa que te sirve a la hora del té con tu famila. Clap clap clap. Todos saben que eres muy versado en política Europea. Felicitaciones. Clap clap clap.

SEGUNDO PEDAZO DE TEXTO

Por la misma razón que odio el periodismo en general es que odio las críticas de arte en particular.

No entiendo que xuxa quiere decir el crítico.

¿Una suerte de reporte forense sobre la obra? !!!La autopsia del film!!! !!!El requiem del álbum!!!

MORALEJA: No sólo en la Edad Media la gente tenía oficios por tradición.

TERCER PEDAZO DE TEXTO

Acabamos de descubrir en la redacción que Shaquille O’neal rapea

.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

..

 

.

.

.

.

.

.

.

Con invitados del calibre deRedman, RZA y muchos más, esto esta TERRIBLEMENTE VACILÓN!

Excelente.

Deja un comentario

Buscador
Síguenos