ENTREVISTA. El Mundo Sin Brando

 

por Ximena Catalán

 

El maestro Ruiz y Víctor

El día en que Revista Sangría y El Mundo Sin Brando se conocieron, surgió algo que podríamos definir como un “amor a primera vista entre medios”. Siendo ambos medios independientes amantes del cine, no había otra cosa que esperar.

El Mundo Sin Brando (EMSB) es un programa radial que nació en abril de 2010 y que es conducido por el arquitecto Andrés Daly y el periodista Víctor Hugo Ortega, bajo los controles y edición de Arturo Estay.  Su foco es el análisis de diversos elementos de la cultura cinematográfica chilena y universal, en el marco del vínculo entre el cine y la cultura. Con un tono coloquial y abordando múltiples líneas temáticas, EMSB ha contado con ilustres invitados, incluyendo a personajes como  Fernando Alarcón y el mismísimo Raúl Ruiz.

En una entrevista improvisada el viernes recién pasado, quisimos preguntarles más acerca de su posicionamiento como medio independiente y sobre lo que se viene en su nueva temporada, que comienza este miércoles 6 de julio.

La pasión por el cine

La historia de EMSB es pasión por el cine de pies a cabeza. Andrés y Víctor se conocieron en un Taller de Cine Latinoamericano, en el cual Víctor era docente. De las conversaciones en los breaks del taller, fue surgiendo una camaradería entre ambos, marcada por el interés en la cultura cinematográfica. En ese momento, Andrés formaba parte del proyecto El Cinevino, (productora de cine itinerante) e invitó a Víctor a participar de la muestra que estaban organizando en Huasco, en febrero de 2009.  Como en un circo pobre, todos en el equipo hacían de todo un poco, incluyendo trabajo de utilería. En las noches, cuando la función ya había terminado, fue amasándose la idea de pasar de las conversaciones improvisadas sobre cine a algo más concreto. Fue en específico Luis Vargas, alias Luchito, (el tercer miembro del equipo que se encontraba trabajando en Huasco), quien les sugirió hacer un programa de radio sobre cine, medio en broma medio en serio, al notar el interés y las largas horas dedicadas a hablar sobre el tema.

También en una de esas noches en Huasco, fueron partícipes de una conversación improvisada sobre la importancia de Marlon Brando en el cine, que los hizo redescubrir la admiración que ambos sentían por este actor, para ellos un referente de la historia del cine, dada su versatilidad. Víctor y Andrés aseguran, que es Brando, y no James Dean, el verdadero “rebelde del cine”. En una conversación que se extendió de vuelta a Santiago, llegaron a la conclusión que el cine había perdido algo con la muerte de Brando en el año 2004. Y no sólo el cine, sino también el mundo. Así lo planteó también el periodista Luis Miranda Valderrama, en un artículo de ese mismo año, de la revista “El Sábado” de El Mercurio, llamado precisamente “El mundo Sin Brando”; Víctor cita de inmediato este artículo cuando recuerda el momento en que con Andrés buscaban un nombre para su espacio.

Exactamente un año después del viaje a Huasco, nacía el programa radial “El Mundo sin Brando”.

La idea desde el comienzo fue grabarlo como Podcast, formato que se ha posicionado como un propulsor del consumo cultural on demand, es decir, personalizado según los gustos e intereses de los auditores. Pese a la libertad de edición de este formato y de sus respectivas plataformas de distribución (principalmente el sitio Podcaster) Andrés y Víctor decidieron que harían un programa de calidad, preparado y desarrollado con dedicación. “Hagamos un programa pero hagámoslo en serio. Porque típico en los podcast salen garabatos, como que de repente no se habla ni se escucha muy bien. Hagamos un programa pero con pauta periodística. Y en eso coincidimos: hagámoslo en serio”, señalan Víctor y Andrés.

Junto con esto, Víctor, ex alumno de la Universidad Santo Tomás, pudo conseguirse los estudios de grabación de la radio de dicha institución para grabar el programa, con todas las ventajas que ello implica en términos de grabación y que es algo a lo que los “podcasteros” en general no tienen acceso. Víctor y Andrés hacen una mención especial a Arturo Estay, el técnico en sonido que los ayuda en la grabación de cada capítulo en la Radio Santo Tomás y que es, al final del día, su primer gran crítico.

 

Andrés y el Maestro

Andrés nos cuenta que la descarga de capítulos,  los comentarios y los correos electrónicos son el feedback que reciben de los auditores. Las cantidad de veces que el programa es oído en Podcaster -sitio donde suben el audio una vez que han terminado de grabarlo en la radio -les va dando la pauta de cuáles son los temas o autores con más llegada a los auditores. Al respecto, nos cuentan con orgullo sobre el capítulo más escuchado de EMSB: aquel en el que estuvieron conversando con el cineasta chileno Raúl Ruiz, en el propio living de su casa y sorteando una serie de dificultades técnicas.  Pese a ser el capítulo más extenso que han realizado (dura cerca de 90 minutos), ha sido descargado casi mil veces.

Y otro en el que coinciden con entusiasmo, que es uno de sus favoritos. Fernando Alarcón, otrora Canitrot y Pepito TV del recordado “Japenning con Ja”, los visitó en una de las ediciones finales de la segunda temporada, para hablar sobre “El rey de la comedia”, la película de Martin Scorsese, protagonizada por Robert de Niro y Jerry Lewis. “Fue una gran conversación, en que conocimos el lado cinéfilo de Fernando, nos dio algunas reflexiones sobre el concepto de comedia, analizamos este género en Chile y al final remató con un chiste de antología, de esos que contaba a Raúl Matas, en la época del programa “Una vez más”, de Canal 13. Ha sido uno de los grandes momentos en la historia de El mundo sin Brando”, señala Víctor.

 

¿Qué significa ser un medio independiente?

Además de lo que significa el esfuerzo de la autogestión para la publicación de los contenidos, un medio independiente cuenta con una característica que lo define, que tiene que ver con su línea editorial. “Un medio independiente es un medio que se autogestiona y no se coarta ni mediante líneas políticas o religiosas ni de ningún tipo. Es un medio que lo hacen los periodistas o no periodistas que están detrás y por lo tanto se rige mediante esta individualidad”, señala Víctor.

EMSB con Fernando Alarcón

Esto no quiere decir que en el caso de EMSB Andrés y Víctor piensen lo mismo o tengan el mismo gusto en cine, pero, en este año de programa que llevan, han logrado llegar siempre a un acuerdo. Andrés destaca al respecto que otra de las características de los medios independientes es que los mueve la “pasión” de los que están detrás, lo que a veces puede llevar a discusiones sobre las decisiones en la publicación de contenidos. Se trata de una situación que al menos ellos, y nosotros como Revista Sangría, hemos podido superar y que sirve incluso como un catalizador de la diversidad en la línea editorial.

Volviendo al tema de la autogestión de los medios independientes, es importante destacar que muchas veces se da una situación que Víctor asimila a la de “un poeta que vende seguros”. La dificultad de generar recursos a través de un medio independiente se ha traducido para muchas personas en un diario vivir marcado por la duplicidad, en la que por un lado está el trabajo “oficial”, aquel que es remunerado, y por otro lado el “no oficial”, en el que cabría la participación en el medio independiente. Andrés destaca que, en su caso particular, él generalmente ha trabajado remuneradamente en iniciativas que también son autogestionadas, como las productoras Cinevino y Perro Malo. Por lo tanto, para él esta duplicidad es algo más borrosa, ya que el EMSB, al igual que su otro sitio, 35 milímetros, caben dentro de esta línea de proyectos autogestionados.

En relación a la búsqueda de auspicios, el hecho de que actualmente EMSB sea grabado en una radio sin fines de lucro, como es la Radio Santo Tomás, los imposibilita de generar algún tipo de alianza que les de dividendos económicos. En algún momento se acercaron a un par de radios comerciales chilenas con el objetivo de mostrarles su trabajo y evaluar la posibilidad de grabar el programa en sus estudios. Sin embargo, no lograron el interés de estos medios; se trata, por cierto, de una realidad que pareciera ser común a la mayoría de las propuestas independientes cuando se presentan ante los medios de comunicación masivos. Respecto a la relación entre medios masivos e independientes, nos cuentan una anécdota: están casi seguros de que fueron citados por un conocido conductor radial, pero sin los respectivos créditos, acerca de un análisis que ellos hicieron en un capítulo de EMSB sobre la figura del reconocido actor Gary Oldman. A partir de este “plagio radial”, surge en la entrevista la discusión sobre los derechos de autor y cómo los medios independientes se encuentran mucho más desprotegidos ante un uso sin reconocimiento de sus contenidos. Tanto Revista Sangría como EMSB coincidimos en la importancia de que nuestro trabajo sea leído y compartido por la comunidad de lectores y auditores, pero siempre haciendo referencia a sus autores, para reconocer el esfuerzo detrás de cada programa o artículo, a los que dedicamos horas de nuestro trabajo.

En el caso de Víctor, el nacimiento de EMSB fue pensado, entre otras cosas, como una vitrina de su trabajo, que le permitiera acceder a alguna oferta laboral. Si bien en ese momento tenía un par de horas a la semana como profesor universitario, en cuanto al periodismo se encontraba sin empleo. Y piensa que dio resultado, ya que fue seleccionado en un trabajo en gran parte debido a su manejo en términos de contenidos digitales, experiencia en la que EMSB marcó un precedente. En el caso de Andrés, EMSB también ha aportado en sus labores como docente de un curso que realiza sobre cine y arquitectura.

Ante la pregunta de qué podrían transar en un ofrecimiento de auspicio o patrocinio, Andrés y Víctor son enfáticos en destacar que la línea editorial debe mantenerse intacta y que si van, van los dos, porque los dos formaron EMSB. Todo lo demás se podría conversar en el momento.

Podfaiter y la lucha por la popularidad

Durante el pasado mes de marzo EMSB estuvo participando de una dura contienda, una lucha de podcasts, organizada por la Radio Horizonte y Podcaster, bajo el nombre de Podfaiter, concurso que no tiene definido aún su premio, pero que probablemente sea dar un espacio en su parrilla programática al  ganador. EMSB fue elegido, junto a otros podcasts, para someterse a la voluntad popular a través de votaciones online. El paso por este concurso les significó el desafío de grabar, primero, un capitulo de media hora, con el que consiguieron pasar a semifinales. Y luego, en una nueva instancia, tuvieron que crear un programa de 10 minutos e incluso menos, que les significó un gran esfuerzo en términos editoriales. Ambos capítulos fueron transmitidos por Radio Horizonte.

Lo que más rescatan de la semifinal fue la participación de un jurado (que incluía a Verónica Calabi y a los directores de la Radio Horizonte y de la plataforma Podcaster), el cual escuchó el programa y les entregó comentarios. La evaluación de dicho jurado fue sumamente positiva, más de lo que ellos mismos pensaban, incluyendo elogios como su gran posicionamiento dentro de las redes sociales, el hecho de contar con un nicho de auditores ganado y el tener “más fiato que Álvaro Salas y Lucho Jara”, recuerdan, riéndose. Sin embargo, pese a esta buena evaluación, no siguieron en la competencia, lo que les causó un cierto grado de decepción, según nos confiesan. Por nuestro lado, los apoyamos con una frase cuya verdad podemos palpar a diario: no siempre lo más masivo es lo mejor.

Lo que se viene en EMSB

Este miércoles 6 de julio comienza la esperada nueva temporada de EMSB, la cual constará de aproximadamente 15 capítulos.

Juan Luis Buñuel

Como anticipo, nos adelantan que en su primer capítulo tendrán un invitado internacional: el hijo del famoso director Luis Buñuel, Juan Luis Buñuel, (también cineasta), quien fue asistente de dirección de su padre en filmes como: “Viridiana”, “La Joven” y “Ese oscuro objeto del deseo”, así como colaborador en algunas cintas de Louis Malle y Orson Welles. Se trató de una conversación por Skype, gestionada por el propio Víctor a través de correo electrónico, en la que el hijo mayor del realizador aragonés les contó una serie de detalles sobre las películas de su padre.

Otro invitado especial que trae la nueva temporada es Adolfo Aristarain, director argentino, a quien entrevistaron telefónicamente, en “uno de los mejores programas de EMSB”, nos adelantan Víctor y Andrés.

En otro de los capítulos de esta nueva temporada, comentarán la interesante relación que existe entre el Transantiago y la cultura audiovisual chilena. “Parece ser más directa de lo que podría sonar a simple vista”, cuentan ambos, sobre este programa que a su juicio representa el ideario de EMSB: “hablar de cine, pero también de las consecuencias del cine y sus estrechas vinculaciones con la cultura”.

Porque no es sólo un programa de Cine, los invitamos a escuchar y seguir a nuestros amigos de El Mundo Sin Brando.  Pueden escuchar y descargar los capítulos de las anteriores temporadas, así como los de  la nueva temporada en el sitio Podcaster: http://www.podcaster.cl/category/cine-tv-y-medios/el-mundo-sin-brando/ y también en  su sitio web oficial: http://www.elmundosinbrando.cl/ , que este miércoles 6 de julio se vestirá de gala para la inauguración de su tercera temporada y estrenará nuevo rostro. Además, tal  como en las temporadas anteriores, se transmitirá por radio todos los miércoles a las 20:00 horas (repitiéndose los sábados en el mismo horario), a través de Radio Santo Tomás, en el 107.5 FM de la comuna de La Florida, ampliando su cobertura a cualquier parte del mundo en www.santotomas.cl.

2 Responses to ENTREVISTA. El Mundo Sin Brando

  1. klaudioco dice:

    Que interesante entrevista… no sabía que no era remunerado, sino que en el fondo “por amor al arte”. Supongo que lo mismo ocurre con los invitados, pensaba que a todos les pagaban. Me alegro mucho que vuelva la tercera temporada, ojalá esté disponible por ahi el capitulo ese de 10 minutos.

    Un abrazo

  2. bari dice:

    coincido plenamente en lo de la pasión.
    creo que fue lo primero que supe del proyecto y es lo que más llama la atención sin lugar a dudas.

    la generosidad y el complemento entre Daly y Ortega también, eso se agradece tanto cuando la competencia deja en segundo plano lo importante…

    agregaría espíritu revolucionario y el objetivo adyacente al trabajo periodístico y profesional como es el hacer uso del medio para instalar, contextualizar e integrar conceptos de cierta elite académica con el de la cultura popular y cotidiana aportando con honores, pa mi gusto, al rol fundamental del periodismo sin importar el formato.

    igual sería weno una edición impresa del proyecto … con fotografías , off the record y nutrido anecdotario… o no?

    (yo quiero eso)

    saludos!

Deja un comentario

Buscador
Síguenos