REPORTAJE. El arte en las calles

por Natalia Araya

 

La realización del Graffiti y murales en nuestro país, siempre ha sido algo cuestionado. Es un arte que interviene, que inunda espacios, generalmente públicos, para el deleite de muchos transeúntes, y para la molestia de otros. Sin embargo, podemos decir que se ha ido abriendo un espacio importante a lo largo de los años.

Muchos de nosotros no podemos concebir los cerros de Valparaíso sin sus paredes llenas de color, llenas de arte, y aquí en Santiago es grato encontrarse con una especie de “museo al aire libre” (tal como se llama el proyecto realizado en la comuna de San Miguel).

Podemos entender que estos dibujos, inspirados en sus inicios en problemáticas sociales, siguen teniendo en muchos casos la misma inspiración: la cotidianeidad, la vida en la ciudad, pensamientos propios, sentimientos colectivos,  todo reflejado y plasmado en estos muros que van adquiriendo vida a través de la pintura.

La producción de este tipo de arte en nuestro país va al alza, tal vez siempre estuvo cerca de nosotros, queriendo hablarnos y contarnos con luz propia todo lo que tenía para decirnos, sin embargo, en sus inicios no lo oímos.

Actualmente, gracias a los diferentes medios de difusión, estamos más cerca de ellos, más cerca de conocer a las personas que dan vida a estos proyectos.  Se ven más lejanos los días donde el mural y el graffiti eran anónimos, hoy en día podemos llegar a comprender su significado, el porqué de su realización y cómo fue posible concebirlo.

En ese mismo sentido, tuvimos una pequeña conversación con  Guztok, un  joven graffitero chileno  que nos comenta que partió experimentando en este tipo de arte en el año 2006, pero por diversos motivos, entre ellos los estudios y falta de tiempo, tuvo que abandonar su proyecto, volviéndolo a retomar con fuerza hace un año y medio atrás.

Para él, pintar significa una variedad de cosas, no es sólo la realización del graffiti, sino que se mezcla el  poder pasar un momento grato, conocer gente y generar posibles lazos de amistad. Es un momento esperado en la semana, es sentirse vivo. Nos comenta que salir del trabajo y poder realizar un Tag es el mejor momento del día: el graffiti es diversión, es libertad.

Entre las temáticas usadas en sus graffitis se encuentra la utilización de dibujos realizados con anterioridad, o imágenes que se encuentran en su mente.

Sobre ciertos proyectos que se han realizado en este último año en nuestro país, nos cuenta que “Chile a la Luz” (proyecto que intervino los muros del río Mapocho, borrando una gran cantidad de murales para proyectar imágenes de artistas chilenos) no le parece algo correcto, “cada vez nos quieren más grises y estructurados”, nos comenta.

Por otro lado, el proyecto de “Museo al aire libre” realizado en San Miguel, le hace seguir creyendo en esto; para él, el poder ver un graffiti gigante lo hace alucinar, le hace pensar en continuar.

Independiente de cual sea nuestra visión en relación a este tipo de arte, tenemos que reconocer que se ha ganado un espacio, desde siempre, en los muros de nuestra ciudad.

Aquí les dejamos algunos de sus trabajos, pueden ver más en su Flickr.

ñ

ñ

ñ

ñ

ñ

ñ

ñ

ñ

ñ

ñ

ñ

ñ

ñ

ñ

 

d

d

d

d

d

d

d

d

d

d

Deja un comentario

Buscador
Síguenos