CRÍTICA.”El Ilusionista”, de Sylvain Chomet

por Álvaro Silva
En 2003, “Las Trillizas de Belleville” de Sylvain Chomet puso en el radar de muchos la animación francesa. Con un estilo heredero de la larga tradición de la narración gráfica gala (los famosos bande dessiné) este filme llegó al corazón de los espectadores con una historia tierna y cercana, un entretenido soundtrack influenciado por el jazz y una confianza en el poder de las imágenes que llegaba a ser emocionante en sí misma. Porque “Las Trillizas de Belleville” era prácticamente una película muda, con escasísimas líneas de diálogo, la historía era contada solamente por la imagen, la acción y los efectos de sonido.

“El Ilusionista” es la nueva película de Chomet, la que continúa con el estilo presentado por el realizador en su anterior filme. Adaptando una historia original del famoso comediante francés Jacques Tati, cuenta la historia de Tatischeff, un mago de la vieja escuela. De aquellos que sacan conejos de dentro del sombrero y monedas de detras de la oreja. Viendo como progresivamente se va quedando sin audiencia en Paris, decide viajar a un pueblo de Escocia, ahí conoce a una joven con la cual viaja a Edimburgo, en la búsqueda de un futuro mejor.

Melancólica, tierna y cargada de sentimiento, “El Ilusionista” esquiva elegantemente caer en la sensibleria, al matizar el evidente carácter crepuscular del relato con algunas secuencias de humor y personajes muy bien logrados, tan bien diseñados y animados que al sólo mirarlos, cuentan en sí mismos su historia y carácter. Hay un cuidado extremo en crear personajes tridimensionales, que respondan de forma coherente y humana a las situaciones que de van dando. Una vez más, el límite entre cine tradicional y el de animación se difumina. Al igual que las películas de Hayao Miyazaki, o Pixar, “El Ilusionista” se inscribe dentro del buen cine, así, simplemente.

La animación merece una mención aparte. Chomet lleva su estilo narrativo un paso más allá, su relato nuevamente está llevado casi completamente por la imagen, dotando de personalidad a sus personajes, como antes se habló y transformando a los variados paisajes en elementos narrativos en si mismos. Con un estilo gráfico de trazo simple y con un uso del color que dota de una maravillosa textura realista a la animación, es imposible quedar indiferente ante la belleza sobrecogedora de cada fotograma, prácticamente una obra pictórica cada uno de ellos. El ritmo contemplativo de la película ayuda aún más a disfrutar con calma cada cuadro, cada acción de los personajes, cada paisaje.

Al igual que su protagonista, “El Ilusionista” es una película enamorada de tiempos pasados, que en este caso, seguramente fueron mejores. Una antigua visión de mundo representada en este caso por el viejo artista de voudevil que ve como se va quedando sin público. Los viejos trucos ya no sirven para fascinar en la era moderna, he ahí la tragedia del personaje central. El mundo ya no necesita magos y mientras el tiempo se agota, Tatischeff busca estóicamente hacer aparecer, como si se tratara de un conejo, una nueva vida, un nuevo comienzo. Seguir adelante es al final, su mejor truco.

Es un privilegio poder disfrutar de películas como “El Ilusionista” (aunque sería aún mayor poder verlo como corresponde, en el cine). Una rara joya en este mundo acelerado que presagia la cinta. Un viaje emocional y conmovedoramente bello, una experiencia necesaria para el alma. Gracias, señor Chomet, y espero con ansía ver qué nueva maravilla saca usted de su sombrero.

4 Responses to CRÍTICA.”El Ilusionista”, de Sylvain Chomet

  1. july dice:

    que maravilla que recomienden este tipo de animaciones, son un verdadero arte para todas las edades. Felicitaciones por la revista, es excelente!.

  2. Paula dice:

    Me tincó mucho esta película, donde se ve, se encuentra, se arrienda, se compra…….???

  3. Alvaro dice:

    Hola!
    Que alegría que les haya gustado el artículo, y si, este tipo de animación es una maravilla, una joya que te hace seguir teniendo esperanzas en el cine! jaja.
    Respecto a donde conseguirla. Hasta donde sé, esta película no tiene distribución en nuestro país, así que de verla en el cine, a menos que sea en el marco de un ciclo o festival, ni hablar. Lo diré directamente: la forma más sencilla de conseguirla es descargarla, via torrent o por descarga directa. También es posible encontrarla en algun persa o dealer de cine arte. No hay caso, para acceder a la belleza en este país, no queda otra que recurrir a la ilegalidad =)
    Saludos!

  4. ¡Divina! Muy bonita. “El Ilusionista” que por cierto me recuerda a una serie de HBO llamada “El Hipnotizador”, es una película que tiene un dibujo muy cuidadoso, de muy alto nivel, la animación es espectacular logrando unos colores majestuosos y unos escenarios geniales; se usó un poco de animación en 3D en ciertas escenas, pero la realización final es ejemplar. La música también tiene una nota alta, recuerda los elaborados trabajos de Tati y sus coreografías. Toda la película vive a través de la música, desde la banda sonora hasta los pequeños sonidos ambientes. Si es un cinéfilo no se puede dejar pasar esta película.

Deja un comentario

Buscador
Síguenos