CREACIONES. Soy Dios

Autor: Rubén Pino

¡Terrible! ¿¡Cómo un escritor ateo puede escribir sobre algo llamado dios!? No puedo escribir nada que dé la menor impresión sobre la creencia en un dios. Ningún argumento a favor. ¡Nada! Sin embargo, con sólo referirme a un dios doy cuenta de su existencia literaria. ¿Puedo soportar su existencia literaria? ¡Es que no! Simplemente debiese obviarlo. Un mundo sin dios, el cristiano sobre todo. Real y literariamente hablando. Pero hay historias que lo necesitan para ser contadas. Siempre está el concepto, la jerarquía. Anarquista no soy, no me molesta la abstracción de la jerarquía. Me provoca Kirilov endemoniado.

……………………..Hoy me presentaré.

Hoy desperté, me asomé por la ventana de mi departamento en el piso 23 y estaba dios en el cielo. ¿Cómo lo sé? Porque lo miré y me dijo: “Soy Dios”. Pensé: “Debo   seguir soñando”. Pero no. Miré hacia los alrededores y había más personas mirando hacia el cielo. En la calle, el tráfico estaba detenido. Todos fuera de sus autos mirando el cielo. No quedaba duda. Era dios.

Apenas despabilé, encendí el televisor. Despachos noticiosos en todos los canales. Cobertura completa a dios. Qué duda cabía. Se trataba de dios.

Al medio día, más antecedentes. Múltiples encuestas. Cuando las personas despertaron, instintivamente se asomaron por sus ventanas o salieron a los patios para mirar el cielo. Un impulso. Y todos miraron la imagen en el  cielo y   escucharon que les  dijo, mirándolos a los ojos: “Soy Dios”. De otros lugares del mundo los reportes eran similares. En distintos idiomas, a todos les dijo lo mismo. Todos describían la misma figura. Y lo más interesante, la imagen continuaba en el cielo y todos afirmaban que les miraba directamente a los ojos. A todos a la vez. Y bueno, era pasado el medio día y la imagen seguía en el cielo. Debía ser dios.

En la tarde aparecieron las dudas. Personas politeístas escucharon lo mismo de la imagen. ¿Qué significaba eso? Que había un dios. ¿O era uno de los tantos dioses el que se presentaba? Los ateos también lo escucharon. Pero, ¿era dios? Se especuló y discutió mucho. Lo claro es que la imagen en algún momento se  iría. Cada persona que ya había visto y escuchado la imagen, cuando se dormía y volvía a despertar, ya no veía la imagen.

Ya el sueño me vence y pienso: ¿Qué significa que una imagen esté en el cielo y diga que es dios? ¿Qué puede significar eso? No he comido nada hoy. Un pedazo de pan y a dormir. Mañana veremos qué tan fuerte es esta humanidad contra dios.

¿Qué pensarán estas criaturas? ¿Qué puede significar para ellos que haya hecho lo que hice? Bueno, soy omnipotente. Debo saberlo. ¿No? Maldita condición de  omnipotente. ¿¡Cómo se me fue a ocurrir poner una cláusula tan paranoica!? Juego ajedrez contra mí mismo. ¡Aburrimiento eterno! ¡Qué imbécil!

Kirilov. Vencedor y vencido. Dostoievski lo presenta como el vencedor de dios, pero atormentado y sometido a los hombres. Pudo contra uno, no contra él mismo. Si Kirilov hubiese conocido a Nietzsche, qué portento hubiese sido. ¿Me he vuelto humanista? ¡Mierda! ¿Se entenderá lo que quise decir? Uno para y la criatura se arranca al primer pestañeo. Puedes perseguirla o recostarte y pensar en cómo sería el futbol-erótico.

2 Responses to CREACIONES. Soy Dios

  1. Ximena dice:

    Me recordó el video de Just de Radiohead, cuando el sujeto que estaba acostado en el suelo le cuenta el “secreto” de lo que le pasa a los demás y todos terminan acostados en el pavimento. Debe ser esa sutil histeria colectiva por una verdad develada que también describes en tu cuento.

    Siempre pensé que el hombre de Just les dijo a los otros que dios no existía o que el mundo se iba a acabar. En este caso sería la situación opuesta, pero el impacto se genera igual. Debe ser que los creyentes están acostumbrados a creen en un dios tránsfugo que, ¡por favor!, no se vaya a aparecer.

    Buen texto, saludos.

  2. Franz dice:

    Si Dios se apareciera así todos se sorprenderían y luego dudarían. Creo que no solo bastaría con decir soy Dios, si no que esperían una accion (no solo de la palabra) para creer.

Deja un comentario

Buscador
Síguenos