EQUIPO. Historia

por Equipo Sangría

Cualquier persona que haya sido despertada en medio de la noche por la voz de su ex, esgrimiendo entre sollozos la frase esta noche me acordé de ti con la canción “Follow the Leader” en el fondo de una conversación telefónica que te hace lamentar el día que nació Graham Bell, sabe que la combinación de nostalgia y el alcohol es, usualmente, una mezcla tan peligrosa como un fundamentalista islámico y un curso de aviones, un átomo de carbono con un enlace triple de hidrógeno o un dueto conformado por Miguel Bosé & Ana Torroja.

Usualmente.

Noviembre del 2009. Santiago de Chile. Por ahí.

La escena es típica: un grupo de gente se junta a beber alcohol un viernes por la noche. La razón, en cambio, es casi sacrosanta: hacer una velada sustituta-conmemorativa por la ausencia de una de estas personas al concierto que dio Depeche Mode en Octubre, por razones que, al igual que aquél reality “Tocando las Estrellas”, no vale la pena recordar.

Jamás.

Cervezas y vodkas de nombres que probablemente no significan nada en ruso fueron y vinieron, y de la cháchara inconexa sobre trabajo, madurez, ocio, deseos y planes truncados, surgió la idea de “hacer algo”. ALGO. Una palabra que mezclaba con perfección casi matemática la pomposa grandilocuencia con la ambigüedad típica de las veladas donde el alcohol es el maestro de ceremonias. Pero, al contrario de aquella idea que teníamos de celebrar el año nuevo en Viña, luego movernos a Buenos Aires en mitad de la noche, y hacer un after-hours en la Atlántida, esta vez, sorpresa, sorpresa, íbamos en serio. Pero ¿Qué hacer? De una investigación pasó a una cooperativa, de una cooperativa a un sitio web, de un sitio web a un blog y de un blog a una revista on-line.

Bingo.

La idea: expresar nuestras diversas inquietudes y talentos para que alguien más que nosotras mismas, nuestros gatos, y nuestras poco objetivas madres pudiesen conocerlas. Y así, de un momento a otro, nos convertimos en un proyecto. En ese entonces solamente éramos mujeres, pero si algo nos enseña el Génesis, aparte de que Dios tiene un sentido muy peculiar de la propiedad y del perdón, es que nada perfecto dura para siempre. Así que ahora somos un team unisex, al margen de que la palabra para representar dos sexos debería ser bi-sex.

Finalmente vino el nombre. ¿Sabía usted que sangría puede significar muchas cosas aparte de un delicioso brebaje etílico? Puede significar “salida que se da a las aguas de un río o canal”, o “parte de la articulación del brazo opuesta al codo”, entre una sorprendentemente larga lista de otras acepciones que jamás uno usaría, y probablemente no entendería si alguien te la dijera.

Nosotros tratamos de cambiar eso.

Ya que desde un tiempo a esta parte, nosotros también somos Sangría.


One Response to EQUIPO. Historia

  1. maribel dice:

    maravillosa presentación!

Deja un comentario

Buscador
Síguenos