CREACIONES. Vocablos

Autoras: María Fernanda Arenas [1] y Alicia Rojas [2]

Ella leía. Mucho. Y de todo. Generalmente cuando alguien dice “de todo” se tiende a pensar que se está exagerando, como cuando le preguntas a una persona qué tipo de música escucha y ésta te dice “de todo”. Se duda, porque nadie puede gustar de absolutamente todo tipo de música o lectura. Ella sí, leía de todo. “Cualquier escrito merece una oportunidad”, solía decir. Así, se pasaba de novelas de amor, a misterio; de non-fiction a fantasía; del best seller al clásico ya olvidado. Leía cuentos para niños, libros de recetas, instructivos… sólo bastaba con que tuviera letras.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

Y gracias a esto poseía un vocabulario envidiable. Siempre encontraba el término preciso para cualquier cosa, sin caer en un tono grandilocuente. Podía definir todas y cada una de las palabras de un diccionario y aun así decía que día tras día descubría una nueva.
Sus amigos y familiares conocían su sabiduría y todos habían comprobado que hasta la palabra más rebuscada, ella la conocía. Los niños buscaban términos complicados en los libros científicos y los anotaban en papelitos que luego llevaban hasta su casa para desafiarla. Y ella siempre sabía el significado. Siempre.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Un día estando ella en su casa, leyendo un artículo titulado “La importante relación entre el calzado de una persona y la dureza de sus uñas”, llamó alguien a su puerta. Era un hombre alto y delgado, de cabello cano y postura encorvada. Le dijo que quería comprar su sabiduría.
-¿A qué se refiere?- Respondió ella, usando una de las expresiones que más le disgustaban en las novelas, junto con “lo siento, no hay nada que pueda hacer”, que en su correcto lenguaje, carecía de sentido por la doble negación.
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
-Deseo comprar su sabiduría -respondió el hombre – Yo le pagaré lo que usted considere justo y usted a cambio me entrega su erudición de letras.

Se lo pensó durante días. De verdad le vendría de maravilla el dinero. Podría pagar sus deudas, viajar, conocer otras culturas, comprar libros… ¡Comprar libros!

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

¿Podría partir de cero? ¿Aprender todas las palabras otra vez? Formar su tan preciado y extenso vocabulario le había tomado años y cientos y cientos de libros, revistas, poemas y otras lecturas. Pero así como lo había aprendido una vez, podría hacerlo de nuevo, se decía.

Se acabaría el placer de saborear cada palabra de las definiciones que les daba a los niños ante sus pruebas.
Ya no sería más un diccionario andante.
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Finalmente, el capitalismo fue más fuerte y accedió a la oferta. Pero lo que el hombre no sabía era que la mujer había sido cauta: hizo una copia de su conocimiento antes de venderlo. Una copia que sacaría apenas tuviera el dinero en las manos.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Cuando el hombre se fue, dejándola millonaria y carente de sabiduría, ella se dirigió al armario donde cuidadosamente había dejado sus conocimientos la noche anterior, pero cuando abrió la puerta, se encontró con que éstos no estaban.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Entonces se dio cuenta de su error: no sólo había vendido su sabiduría, sino la oportunidad de recuperarla, pues no hay conocimiento como el auténtico y cualquier imitación es efímera y vulnerable a la pronta caducidad.
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
Entonces se dio cuenta también de que ella, a su vez, desaparecía, pues no quedaba nada de su esencia sin sus queridas letras.
Y se fue.
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

[1] María Fernanda Arenas: No le gusta que la llamen así, prefiere Marifer. Tiene diecisiete años y vive en la calle Londres, de la comuna de Puente Alto. Cursa tercero medio en el Liceo Carmela Carvajal de Prat. No es buena con las palabras, por eso lo pinta todo. http://girasolsolsolsolo.blogspot.com/
.
[2] Alicia Rojas: También es estudiante del Liceo Carmela Carvajal, nació hace dieciséis años en un pequeño pueblo llamado Santiago. Al crecer se dio cuenta de su gran adicción por el chocolate, Valparaíso y escribir, de las cuales la única que logró controlar fue la última, al iniciar un blog en internet: http://sinerrordescritura.blogspot.com/.
Actualmente, vive en una lejana morada con su madre y su hermano mayor, pero espera emanciparse apenas pueda, para poder dedicarse a escribir en escritorios con lamparitas antiguas y poner los pies sobre la mesa del living.

8 Responses to CREACIONES. Vocablos

  1. Daniela dice:

    Este cuento se va a mi perfil de Fb de inmediato, es una maravillosa composición!

  2. paloma dice:

    Este cuento está genial y mas aun las ilustraciones. Según mi opinión que hay que dar un espacio a las personas que lo crearon.

  3. Nicolè dice:

    AH! que me gusta este cuento <3
    y las ilustraciones màs 😀
    son secas ambas <3

  4. Catalina dice:

    Me encanta el cuento, y mas aun las ilustraciones ; todavia me acuerdo de cuando las estabas haciendo :) y se necesitan mas espacios como este para que el talento se pueda apreciar mejor .

  5. Felicidades a las dos!!!

  6. marco gonzalez dice:

    encantador cuento. esto es educar de verdad. hay quienes tienen alma de maestro.

  7. Guillermo dice:

    Excelente la iniciativa el haber compartido con nosotros este pequeño relato que algo tiene de reflexión. Felicitaciones por la buena correlación entre escritora e ilustradora, espero que sigan adelante en esta línea. Saludos.

  8. MARTIR1 dice:

    Me gustó, a veces uno piensa como que la creatividad se acabó y que todo es repetición, gracias por hacernos saber que no es así., nos sirve para meditar bastante…. Felicitaciones!!!!

Deja un comentario

Buscador
Síguenos