CRÍTICA. La muerte de Pandu

por Fabián Escalona

Se trata claramente de una propuesta distinta en la cartelera teatral actual, de hecho, cuando traté de explicar de qué se trataba la obra que iríamos a ver, sólo pude decir: es algo hindú y me tinca que debe tener algo de artes marciales.

“La Muerte de Pandu” es el segundo montaje de la compañía Dies Iraes, que dirige Simón Silva, y tal como la primera, una adaptación del cuento Hindú “Guru Dakshina”, se basa en un pasaje del Mahábharata, la epopeya mitológica de la India.

Narra la historia del Rey Pandu, quien durante una jornada de cacería mata accidentalmente con sus flechas al sabio Kindam y a su esposa, al confundirlos con ciervos. El sabio agonizante lanza sobre el rey, amado y temido como ninguno por su pueblo, una terrible maldición: morirá justo antes del acto sexual.

Si en su cara en este momento hay una mueca de disgusto por pensar que le estoy estropeando la obra al contarle de que se trata, le digo que no se preocupe, a los 5 minutos de obra ya están las cartas sobre la mesa, y el conflicto anunciado (sí, tomé el tiempo, soy un maniático), el resto del tiempo es un despliegue de fuerza, energía, belleza y riesgo, todo trabajado con un gran nivel de perfección y detallismo.

Tal vez una de las fortalezas más notorias de “La Muerte de Pandu” es que no sólo cuenta la historia del rey, sino que además es toda una experiencia: se mueve sutilmente entre el rito y el espectáculo, valiéndose de la riqueza de la estética hinduista y la belleza de las artes marciales. Todo esto al servicio de una puesta en escena que bien puede propiciar (ojo, “propiciar”, no explicar ni contar) una crisis en los espectadores: puede hacer temblar los códigos mismos con los que uno está acostumbrado a “ver”, ante la inmediatez propone la pausa, ante lo mediático ofrece una visión de lo trascendental, ante un ojo acostumbrado a ver efectos especiales presenta lo hermoso del cuerpo humano con sus movimientos disciplinado por una filosofía milenaria.

Luego de un año de preparación, de los cuales nueve meses estuvieron exclusivamente destinados al entrenamiento en artes marciales y yoga, y un muy bien logrado proceso de adaptación de un cuento oriental a los recursos narrativos del teatro occidental, esta obra ya está presentando su segunda temporada, y lo más increíble: ES GRATUITA.

Datos:

DIRECCIÓN Simón Silva Quezada
INTÉRPRETES Aníbal Peña, José Vergara, Arellys Espinosa, Javiera torres, Mariano Jiménez, Paulina Escalona y Alondra Cid
MÚSICA Martin Farías
DISEÑO ESPACIAL Javier Alvarado
DISEÑO DE VESTUARIO Carmen Gloria Cuello

Chucre Manzur 7, Providencia durante todo Septiembre: Jueves, viernes, sábado y domingo. 21:30 horas.
ENTRADA LIBERADA
INFORMACIÓN Y RESERVAS: 09-1284809 / 07-8840890

Deja un comentario

Buscador
Síguenos