CRÍTICA. Alan Moore, an extraordinary gentleman

por Álvaro Silva

Debe ser el autor con más adaptaciones al cine de sus obras. Escritor genial, ermitaño y mago, Alan Moore es uno de los creadores más prestigiosos y admirados de la historia del cómic. En su tiempo activo en el mundo de la historieta, ha entregado algunas de las piezas maestras del género. Innovador y rupturista, sus aportes han ayudado al crecimiento del noveno arte, presentando obras adultas, con historias y desarrollos de personajes complejos; creando, como muy pocos autores, ambientes y seres que parecen respirar en la hoja de papel.

Sus cómics valorizan a la historieta como arte, son obras tan inteligentes y cuidadas, que no palidecen ante las mejores películas o novelas. Quizás sea por eso, también, que es uno de los autores más leídos por el público no asiduo a los cómics. La versatilidad de este artista lo ha llevado a trabajar con distintas temáticas, entre ellas el horror, la ciencia ficción, el género policial y los superhéroes, tanto en personajes propios, como con héroes por todos conocidos; como Batman o Superman. He aquí una pequeña reseña de los trabajos mas conocidos del destacado autor inglés:

.

Watchmen

Nacida con el fin, según el propio Moore, de destruir el género de superhéroes, se transformó, irónicamente, en la obra definitiva del mismo. Watchmen marca un antes y un después en la manera de trabajar este tipo de cómics, dotando a los seres bajo la máscara de personalidades bien definidas, con una moralidad ambigua, y llenos de defectos y virtudes. El mundo de Watchmen es muy similar al nuestro, pero en él, los vigilantes, hombres y mujeres con trajes que luchan contra el mal, son algo muy real. La historia transcurre en un 1986 alternativo, donde EEUU ganó la Guerra de Vietnam, con la ayuda de el Dr. Manhattan, un hombre que se transformó en un Dios gracias al poder del átomo. La aparición de este Ser Superior, no sólo cambió este aspecto de la historia, sino el desarrollo de la tecnología, la sociedad, y el balance del poder durante la Guerra Fría. Haciendo un juego con el título de la novela, el tiempo es algo muy importante, cada número esta acompañado de un reloj que se acerca a la medianoche , haciendo un paralelo con el mundo de Watchmen, el que se precipita al holocausto nuclear.

¿Podrán estos hombres disfrazados hacer algo para evitar este final?, ¿deben?, ¿qué les ha dado ese derecho? y por sobre todo, ¿cuál es límite de estas acciones?. Moore explora la psique de aquellos que por elección propia han decidido proteger al mundo, y, en una reflexión que se extrapola al mundo que vive fuera de las páginas del cómic, una pregunta flota por toda la obra: ¿Quién vigila a los vigilantes?

.

V de Vendetta

Es el año 1996, e Inglaterra se encuentra inmersa en un régimen totalitario, éste es el escenario donde surgue V, un enigmático y teatral guerrillero, quien con una labia shakesperiana y métodos radicales, inicia una guerra personal contra el gobierno. Una de los principales aciertos de este cómic es presentar a este gobierno, no como un monolito sin rostro, sino que formado por personas. La lucha de David y Goliat se transforma en otra cosa, en un conflicto de ideales y voluntades, mas allá que la lucha del individuo contra el sistema. En V de Vendetta, Moore anticipa, o da una voz de alerta sobre donde puede llevarnos, como sociedad, la incertidumbre sobre el futuro, y en un mundo donde las libertades individuales progresivamente se ven sacrificadas en pos de mantener la paz y la seguridad, el mensaje esta más vigente que nunca. Escrita durante los años 80, la obra de Moore toma una nueva dimensión, casi profética, a la altura de Orwell con 1984, o Kubrick con La Naranja Mecánica.

Anarquista hasta la médula, la obra de Moore es extrañamente esperanzadora. Nos deja bien en claro que las ideas son invencibles, a prueba de balas, y que nunca faltarán los individuos extraordinarios que se enfrenten a la opresión.

.

From Hell

Esta historia surgió gracias a la fascinación de Moore por la época victoriana, y su deseo de indagar dentro de la mente y motivaciones de un asesino. Los elementos estaban servidos, y el protagonista obvio de la historia saltó a la palestra: Jack El Destripador. Con un riguroso dibujo en blanco y negro del artista Eddie Campbell, la mezcla de guión e ilustración da la nota justa para el espeluznante seguimiento de los asesinatos del barrio londinense de White Chapell. La investigación para la creación de esta novela gráfica fue tan exhaustiva, que es considerada una de las obras mejor documentadas del caso, y su tesis sobre la identidad del asesino, una de las más aceptadas.

.

The Killing Joke

Uno de los trabajos más afamados de Moore en el cómic de superhéroes, y una las obras fundamentales de Batman. Centrada en la figura del eterno Némesis del Hombre Murciélago, el Joker, este comic explora el posible pasado del Príncipe Payaso del Crimen (el que según sus propias palabras, prefiere un pasado de “múltiple”), presentando a este personaje como nunca habia sido abordado. El Joker de Moore es despiadado y para nada divertido, buscando probar que cualquiera, después de un mal día, puede hundirse en la locura. Pero quizás, la reflexión más importante de esta obra es la similitud entre Batman y su archienemigo. Ambos son dos caras de la misma locura, por eso estarán eternamente enfrentados.

.

La cosa del pantano

Uno de los personajes más extraños e interesantes de la editorial DC comics, rescatado por Moore y utilizado por el mismo para reformular el género de terror dentro de la editorial, en una influencia que se desbordó también al resto del mundo del noveno arte. Quizás una de las obras más fantasiosas del autor, fruto de una imaginación desbordada, esta etapa de la Cosa del Pantano esta dentro de las más creativas, extrañas e interesantes de la historia del cómic de superhéroes.

.

La liga de los caballeros extraordinarios

El interés de Moore por la época victoriana lo llevó también a crear el primer “supergrupo” de la historia, juntando en una misma aventura a los personajes mas destacados de la prolífica literatura inglesa de finales del siglo 19: Mina Murray, Alan Quatermain, el Capitan Nemo, El Dr. Jekill (y su poco amistoso amigo, Mr. Hyde) y el hombre Invisible, se enfrentan a supervillanos como Fu Man Chu, Moriarty, y cómo no, una invasión marciana. Antes que surgieran los supertipos envueltos en trajes, un grupo de héroes salvó al mundo, entre máquinas de vapor, nubes de opio e ingenios prodigiosos.

4 Responses to CRÍTICA. Alan Moore, an extraordinary gentleman

  1. Pablo dice:

    ¡Muy buen artículo!. Moore es un verdadero artista y genio del comic. The Killing Joke tuvo un impacto muy fuerte en mi y termino por sentenciar mi fascinación por los comics.

    Pero sin duda, WATCHMEN es otra cosa. Es una experiencia literaria sin comparación. Sus ritmos, tiempos, dibujos y diagramas son de una fineza y detalle formidable. Sin mencionar las múltiples capas interpretativas de su historia. Es la crítica épica posmoderna a la cultura pop.

    Gracias Alvaro por recordar a este genio artístico.

  2. Nico dice:

    El mago, el maestro… bajo sus enseñanzas me he criado y aprendido a ver el alma de los relatos, la vida sin límites y la sutileza del lenguaje, un arte desconocido para mí cuando era pequeño.

    Buen review para quienes no conocen su obra.

    “Hay que tener cuidado con lo que dices, porque de pronto si te declaras mago, y no tienes idea de lo que ello implica… puede ser que un día te despiertes y descubras que es eso lo que realmente eres”

    Saludos!

  3. Discrepo en el tema de From Hell.
    Es la teoría más popular, sí. Pero el mismo Alan Moore en el cómic dice que no está de acuerdo con esta, una conspiración masónica. Sólo tomó esta hipótesis por ser interesante para su guión.
    La teoría es descabellada. No hay prueba alguna de que las víctimas se conocieran entre sí.
    Es una deformación de la teoría más aceptada, que sería una venganza del príncipe Alberto, contra ciertas prostitutas que podrían haberle contagiado de una enfermedad de transmisión sexual (de hecho, ese fue el motivo de su deceso).
    Les recomiendo el libro de Patricia Cornwell “Jack el Destripador: Caso Cerrado”, donde la escritora plantea con una exhaustiva investigación, que resolvió quién fue el verdadero asesino de Withechapel.(les adelanto que no es Alberto)

    En cuanto al señor Moore, de sus trabajos, los más preciados para mi son Watchemen y Killing Joke.

Deja un comentario

Buscador
Síguenos