CRÍTICA. The Interview Project

por Macarena Hernández

The Interview Project: de la retrospección a la expectación

De California, a Georgia, de Georgia a Maine, de Maine a Oregon  y de Oregon de vuelta a California, un viaje de 70 días y un encuentro con 121 personas comunes y corrientes, de distintas ciudades de EEUU. Esa es la ruta del reciente documental para la TV de David Lynch: The Interview Project.

The Interview Project comenzó sus apariciones en TV el 1 de junio del año pasado y finalizó la transmisión de sus 121 documentales en mayo, presentando uno cada tres días y logrando completar, así, este road trip completo por los distintos estados federales de Norteamérica. Lynch, junto a su hijo y otros amigos, son los creadores del proyecto, del cual el director oficia como presentador de cada uno de estos capítulos de menos de 5 minutos de duración.

En esa pequeña presentación, nos introduce al personaje, el lugar de su encuentro y, sin adelantar más, comienza el mini documental, con el relato editado de la historia de las personas entrevistadas: su nombre, edad, su origen familiar, sus sueños actuales, la conformidad con la vida actual, que se van contando probablemente como respuestas a preguntas que no oímos pero que, imagino, deben ser: a qué dedica, dónde nació, cómo es su familia, cómo les gustaría ser recordados, cuáles eran sus sueños cuando chicos, cómo vivieron su infancia, cómo se describirían a sí mismos, entre otras.

Jess, Tommy, John, Manuel, Cindy, Deb, Joe, Richard, Jenny, y  unos cien más, son todos habitantes del EEUU actual, elegidos aleatoriamente durante este viaje emprendido por el equipo, y encontrados generalmente en la carretera, afuera de sus casas,  paseando por el pueblo o en algún bar. Personas hay de todo tipo: desde abuelos a adultos, mujeres y hombres, afroamericanos,  blancos, indígenas, pobres, ricos… amplia amalgama que no hace más que representar, mediante sus propios relatos, la realidad  de la sociedad norteamericana de nuestros días.

El retrato de las 121 personas que dan vida al ya acabado proyecto del realizador da cuenta así de la diversidad sociocultural del país, con el entrecruzamiento de distintas historias que, por un lado, nos parecen reconocibles por la aparición de personajes estereotipados clásicos–como la figura del militar retirado y jubilado, el ex combatiente de Vietnam, el granjero texano, el patriota y el ferviente religioso- que coexisten con personajes que han roto sus vínculos con la sociedad actual, que se han alejado de Dios y la Iglesia, o que vienen saliendo de la cárcel. La contraposición de personas de rangos etarios, sexos y ocupaciones distintas no hace más que introducir varios contrapuntos no sólo ligados a la calidad y conformidad de sus vidas actuales, sino además a aquellas de vidas en retrospección casi prontas a extinguirse,  versus la forma de vida de otros seres más bien a la expectativa (o en búsqueda) de lo que el futuro les puede proveer aún.

Ejemplo de esto es, por citar algunos, los protagonistas elegidos de viejos solos, con durísimas historias familiares o que se han desvinculado –por infinitas situaciones- de sus lazos afectivos, pero que aún sueñan con un reencuentro  – y que bien podrían verse reflejados en Alvin Straight[1]-, además de abuelos que disfrutan de sus nietos, de sus vidas apacibles y que no se arrepienten de nada, con una gratitud absoluta hacia la vida…O la de Poppy, una madre que está saliendo de la cárcel por violencia intrafamiliar y doméstica frente a Lauren, una joven viajera y patiperra que tiene toda una vida por delante, contando sus y expectativas futuras.

Y así, The Interview Project no es más que 5 minutos de las vidas en retrospección o en expectación de 121 personajes anónimos, presentados mediante una simpleza y aparente sencillez, entrecruzados con imágenes de ruta, una musicalización perfecta y el uso de la cámara fija.

Todos los episodios de este documental con rasgos de road trip se encuentran disponibles online, en excelente calidad en http://interviewproject.davidlynch.com/www/#/all-episodes– Están en su idioma original pero, lamentablemente, debo advertir, sin subtítulos.

Aquí, la presentación de mismísimo Lynch del proyecto y una muestra de uno de uno de los cien episodios completo:


[1] Protagonista de Una Historia Sencilla del mismo director.

3 Responses to CRÍTICA. The Interview Project

  1. Ximena dice:

    Se ve super interesante, sólo alcancé a ver la presentación, espero poder meterme a ver las entrevistas.

    Saludos!

  2. jeckafou dice:

    Buenisimo que compartieran la info sobre este proyecto 😀

  3. Francisca dice:

    buenísimo!

    pd: qué miedo lynch presentando a cada uno de los entrevistados!

Deja un comentario

Buscador
Síguenos